Soy hermana de un niño con discapacidad, no os olvidéis de mí.

Soy hermana de un niño con discapacidad, aunque yo no sé porqué hay gente que le llama así. Soy hermana de un niño autista o con autismo, dilo como quieras, a mi me da igual. Mi hermano es capaz de hacer construcciones enormes y es muy bueno con los ordenadores. A mi no me gustanSigue leyendo “Soy hermana de un niño con discapacidad, no os olvidéis de mí.”

Mi tete tiene autismo: yo soy coche de carreras y él es tren de cercanías.

En este post, voy a contar de qué manera explicamos en casa a nuestra hija y a nuestro hijo, las diferencias existentes entre los dos. Como tratamos de normalizarlas, aceptarlas y vivirlas como un regalo. Con la figura de un coche de carreras, un tren de cercanías y una flor. Podría escribir kilómetros de papelSigue leyendo “Mi tete tiene autismo: yo soy coche de carreras y él es tren de cercanías.”

El día que decidió que no acompañaba más a su hermano a terapia..

El día que decidió que no acompañaba más a su hermano a terapia fue la crónica de una explosión anunciada. Llevaba semanas diciendo que se aburría, que se quedaba sola en casa, que hacía mucho frío y en casa estaba calentita, que estaba cansada y que sé yo qué más. Y explotó. Una rabieta comoSigue leyendo “El día que decidió que no acompañaba más a su hermano a terapia..”

Tira la culpa a la basura.

No sabes qué pasa, solo sientes que hay algo que no suena bien. Algo desentona, molesta y genera inquietud. Los mensajes que recibes son devastadores. Tu bebé, ese ser precioso y perfecto, el más bonito de todos y al que quieres con locura está creciendo de forma diferente a los demás. En realidad a tiSigue leyendo “Tira la culpa a la basura.”