Lactancia diversa: cuando el bebé tiene diabetes

Lactancia diversa: cuando el bebé tiene diabetes

Lactancia diversa es aquella que transcurre en los márgenes de la normalidad, atravesada por la discapacidad y el machismo. La lactancia materna cuando el bebé tiene diabetes es posible. Si la familia así lo desea, los profesionales de la salud que atienden a nuestros hijos no tienen motivos para recomendar, y mucho menos forzar, el destete.

De hecho, ningún profesional actualizado y que trabaje basándose en la evidencia va a recomendar el destete en prácticamente ningún caso. Por supuesto, existen excepciones, que son eso: excepciones. Por tanto, son pocos casos en los que realmente se deba destetar por incompatibilidades con la salud. Por ejemplo, la galactosemia.

Como todavía existen profesionales desactualizados y puede que incluso familiares y amistades den su opinión sin que se la hayas pedido, en esta entrada te doy un par de ideas para que puedas quitarte de encima a opinólogos y para que puedas pasar información actualizada a tu profesional de referencia si lo necesitas.

Veamos algo de evidencia…

E-lactancia.org

Una de las primeras fuentes a las que acudir es a la página www.e-lactancia.org.

Tal y como exponen en la web:

“Las recomendaciones de e-lactancia las realizan pediatras y farmacéuticas de APILAM y están basadas en publicaciones científicas recientes.
Estas recomendaciones no pretenden reemplazar la relación con su médico, sino complementarla.”

www.e-lactancia.org

Es decir, consultando esta página podemos saber de forma general las implicaciones de la lactancia en la interacción con medicamentos, enfermedades, tratamientos, productos diversos, etc.

Podemos saber que dar lactancia materna a un bebé con diabetes es posible y no perjudica a la salud de nuestro hijo, pero las pautas concretas de como controlar los niveles de glucemia tenemos que tratarlas con nuestro profesional de referencia.

En E-lactancia lo que se nos dice es que “El alimento de más calidad y beneficioso para la salud a corto y largo plazo que puede recibir un lactante o niño es la leche materna. Esto es aún más cierto cuando sufre una enfermedad, como la diabetes mellitus tipo 1 (DM1). La lactancia materna debe ser alentada en estos casos (Magrath 1993).

Puedes leer la entrada completa aquí.

Academy of Breastfeeding Medicine

Otra de las instituciones a las que acudir es la Academy of Breastfeeding Medicine (ABM).

“ABM is a worldwide organization of medical doctors dedicated to the promotion, protection, and support of breastfeeding. Our mission is to unite members of the various medical specialties with this common purpose. “

https://www.bfmed.org/about

Traducción propia: AMB es una organización mundial de doctores dedicada a la promoción, protección y el apoyo a la lactancia materna. Nuestra misión es reunir a miembros de diferentes especialidades con este objetivo común.

El protocolo 27 de la AMB lleva por nombre: “Lactancia materna en el lactante o niño pequeño con diabetes insulinodependiente”

En este protocolo se explican pautas más concretas y exhaustivas sobre control de glucemia en bebés amamantados.

Lo puedes descargar aquí.

Lactancia materna y diabetes: compatible

La lactancia diversa está llena de tabúes y prejuicios. Lo primero que gran parte de la sociedad piensa es que cuando el bebé tiene diabetes es mejor la lactancia artificial. Porque así podemos controlar mejor la glicemia. Porque podemos saber qué ha comido y calcular así la insulina necesaria para que no hayan hiper ni hipoglucemias.

Esto no es cierto, pero no lo digo yo.

“prevenir las complicaciones de la hipo y la hiperglucemia (…) en un niño muy pequeño resulta complicada, con independencia de que se alimente con leche materna o maternizada, incluso para los cuidadores más diligentes. Ello es atribuible, en parte, a las necesidades y patrones de alimentación en continuo cambio de los lactantes y niños pequeños”

Pp.1 y 2, protocolo 27 ABM.

La lactancia materna tiene beneficios que no tiene la lactancia artificial. En relación con la diabetes, la ABM dice también:

«Los lactantes alimentados directamente al pecho en lugar de con leche materna exprimida administrada con biberón muestran una mayor capacidad de autorregulación del consumo de leche durante la lactancia avanzada. La duración de la lactancia materna presenta una posible relación con la capacidad de respuesta a la saciedad en los niños mayores. Es probable que la capacidad de hacer elecciones de alimentos saludables en etapas posteriores de la vida contribuya a lograr un mejor control de la glucemia en los adolescentes y adultos con diabetes.”

P.4, protocolo 27 ABM.

No existen motivos para que te recomienden ni siquiera sacarte la leche para ofrecerla en biberón. Si lo haces, que sea porque a ti te conviene, no porque te lo diga nadie.

La decisión de destetar es tuya y de nadie más

Llegados a este punto, como puedes comprobar no existen motivos para que un profesional de la salud recomiende el destete. Si la lactancia materna ha sido tu elección, no estás poniendo en peligro la salud de tu bebé por darle lactancia materna.

No va a ser fácil aprender a manejarte con esta nueva compañera de viaje que es la diabetes, pero es que no lo va a ser alimentes como alimentes a tu bebé.

En caso de recibir presiones para destetar, puedes enviar a tu profesional de la salud de referencia los documentos que están en este post.

La lactancia diversa está llena de retos, tira la culpa a la basura y dale bien fuerte.

También te digo que, si has decidido dar lactancia artificial, tampoco existen motivos para que te puedas llegar a sentir culpable. La lactancia materna tiene beneficios, si. La artificial, riesgos. Pero esto quien tiene que conocerlo de forma exhaustiva son los poderes públicos, nosotras, las madres, no tenemos porqué saberlo.

Los profesionales de la salud tienen la obligación de estar actualizados y trabajar bajo criterios de evidencia. Pero siempre, siempre, respetando la autonomía de las mujeres para decidir.

Las mujeres damos lactancia materna porque queremos y punto. O porque no queremos y punto. Nadie debería recibir presiones por parte de familiares, amistades ni profesionales por la forma de lactar escogida, sea la que sea.

Para acabar, te dejo aqui un directo con Anaïs, madre de dos, la mayor con diabetes, que grabamos en 2020.

Referencias

  • Diana Miller, Leena Mamilly, Shannon Fourtner, Casey Rosen‑Carole y la Academy of Breastfeeding Medicine (2017) Protocolo clínico ABM n.º 27: Lactancia materna en el lactante o niño pequeño con diabetes insulinodependiente. Volumen 12, Número 2, 2017 BREASTFEEDING MEDICINE DOI: 10.1089/bfm.2017.29035.djm

Para citar esta entrada

Ramirez, Silvia (2021) Lactancia diversa: cuando el bebé tiene diabetes. Lactando en Diverso. https://bit.ly/3CdkQ57

Publicado por Silvia Ramirez Ronda

Licenciada en Derecho Estudiante de psicologia👣 Asesora de lactancia🤱 Posgrado de Experto Universitario en Lactancia Materna Aprendiz de autismo gracias a mi hijo💙 GAM y espacios de crianza☕ Cursos y talleres

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: