AUTISMO

Cuerpo, percepción y comunicación: el procesamiento sensorial

Me fascina la forma diferente de sentir y percibir el mundo que tiene mi hijo. A veces puede convertirse en una dificultad, como cuando le molesta el olor de nuestra comida. Él puede explicarmelo. Su comunicación es verbal aunque con dificultades de pronunciación evidentes. La estructura del lenguaje no es precisamente la de un niño de su edad.

La alimentación

Le pone demasiada sal a las comidas, y eso en si no es muy sano realmente. Necesita mucha sal para sentir el sabor. Por otro lado, no soporta tampoco según qué texturas. Entre eso y los olores, comer no como muy variado.

Dentro de la poca variedad, seguro que come más sano que muchos adultos. Zanahorias y manzanas. Pasta y pan. Un poco de carne. A veces otra fruta. Y alguna tortilla francesa tolera. Ni procesados ni salsas.

El tacto

No soporta que le toquen el pelo. Durante años no conseguimos ni peinarlo ni cortarle el pelo. Ahora me cuenta que le duele cuando le tocamos.

Siente mucho rechazo a tocar según qué cosas. Le molesta tocar según qué texturas.

Percepción y atención

Cuando se concentra en algo que le gusta, desconecta los sentidos. Si está viendo y escuchando algo que le interesa, ni te oye ni te ve.

Deja de sentir su cuerpo. Se olvidaría de comer y de beber. Y de ir al baño.

El ordenador

Su forma de percibir y sentir es diferente. Utiliza un reloj de cocina para obligarse a parar y conectar con su cuerpo. Él mismo se lo pone.

Necesita su reloj de cocina o que nosotros le recordemos que tiene que moverse un poco.

Es una necesidad de apoyo muy concreta. Hemos conseguido entre todos que lo use de forma bastante autónoma. Se sienta en su ordenador y se pone el reloj, una hora. Para y se va comer, a beber, lee un poco, hace algunas sumas, escribe un poco de caligrafía y vuelve al ordenador.

Nos ha costado mucho llegar hasta aqui. Un día de estos haré una entrada sobre nuestra experiencia con las pantallas.

De momento, me quedo con ese «no siento mi estómago» «no noto que tengo sed», con ese «huele muy mal, no lo soporto».

La comunicación como derecho humano

Él puede decirlo. Otros muchos no tienen esa capacidad o nosotros no hemos encontrado la manera de comunicarnos con ellos.

En días como el de ayer, en el que escuché a Raquel Montllor explicar su experiencia en primera persona como mujer dentro del espectro, solo puedo pensar en los que no tienen la habilidad de la palabra para comunicar sus necesidades. Y en como nosotros, el resto de la sociedad, estamos obligados a romper las barreras comunicativas para conocerles.

La comunicación es cosa del que emite el mensaje y del que lo recibe. Y si el que lo emite tiene una condición que le dificulta la comunicación, el que lo recibe tiene la obligación de tratar de romper esas dificultades: pictogramas, lengua de signos, tableros comunicativos…

No hay excusas.

You are invited to the Inlinkz link party!

Click here to enter

2 Comments

  • F e r m i n Romero de Torres

    Quería poner un me gusta mucho-mucho esta «entrada», pero no hay.
    Aunque de forma concisa, has hecho un amplio recorrido por todo el sistema sensorial.
    Ya sabes que me gusta leer las cosas de pequeñothor porque desenreda nudos en mi memoria.
    A veces me llaman «marqués», cosa suave, porque parezco exquisito. Porque me dan asco ciertas cosas …
    Olvidarse de comer y beber … mira. Fuimos a montar unos muebles a un consultorio público.
    EL calor era insoportable. Compraron agua. Yo no paraba. Estar delgado ayuda.
    Como no bebía, dijo divertido uno de los jefes: «Este cualquier día implosiona, jajjjaaaaajajajajajaja»
    A mi madre siempre le chafaba los trucos de cocina. Que no se le ocurriera mezclar dos cafés porque no había el de siempre. Mis hermanas siempre recuerdan el día que puso sopa de verdura. Dije:
    -¿Porqué tiene carne si es de verdura?
    -¡Qué dices! ¿Dónde ves la carne?
    -Aqui.- Y señalé los insectos, pequeños, pero insectos.
    Y ninguno quiso comer la sopa.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: