RECURSOS

El procesamiento sensorial.

El 8 de febrero asistí junto con Laia ( @cosetesdenores ) a una charla titulada «el procesamiento sensorial en los niños y niñas con autismo». La charla la organizaba la Asociación Istea de Castelldefels y exponía Patricia Tablado, terapeuta ocupacional en el centro «Espai Il·lusió» de Gavá.

Os dejo aquí un pequeño resumen de lo que vi y escuché, junto con mis impresiones personales.

Procesamiento sensorial

El procesamiento sensorial es una tema del que nunca me cansaría de leer. La diferente manera de sentir y percibir el mundo es evidente en las personas autistas.

En los bebés, es imposible saber cuando tenemos en los brazos un bebé autista y cuando no. De ello ya reflexioné en esta entrada. Y lo cierto, es que todos los bebés al nacer son extremadamente sensoriales, unos más que otros. ¿En qué punto podemos detectar señales precoces de autismo en bebés de meses? Pregunta sin respuesta…

Es cierto que cada vez existen más técnicas que parece que pueden detectar signos de TEA a través del movimiento de los ojos, por ejemplo. Pero en nuestro día a día, la realidad es que solo podemos intuir, observar y esperar.

La Terapia Ocupacional

Todos los bebés nacen con los sistemas perceptivos listos para madurar. El sistema cinestésico es el que viene mejor preparado de serie, por decirlo de forma sencilla. Le siguen los canales auditivo y visual (Winberg y De Château). Es decir, los bebés necesitan contacto porque su mayor fuente de estímulos la reciben a través de la piel. Oyen y ven de forma muy precaria. Un bebé recién nacido tan solo distingue contrastes de blanco y negro. Por eso el pezón se oscurece durante el embarazo.

Patricia Tablado empezaba su exposición haciendo alusión a todo el procesamiento sensorial y nos exponía una figura en forma de casa, en lugar de la típica pirámide sensorial. Mucho más didáctica.

Integración sensorial y procesamiento sensorial

El desarrollo de los peques con autismo no sigue los hitos habituales. Es un trastorno del neurodesarrollo, una condición que comporta una forma diferente de percibir y sentir.

Si nuestra forma de sentir y percibir es diferente, aprenderemos de forma diferente. Por tanto, la labor del terapeuta ocupacional es conocer en qué aspecto del procesamiento sensorial debe incidir para reconducir ese aprendizaje.

Además lo hace desde el punto de vista de la ocupación: «aquella faceta del empeño humano que da respuesta a las necesidades vitales de un individuo, que le permiten cumplir con las demandas sociales de su comunidad de pertenencia» (Moruno Miralles).

Proceso perceptivo

Ante la llegada de un estímulo externo, por ejemplo, un sonido, el órgano receptor lo detecta (el oído). Los receptores sensoriales transforman ese estímulo en una señal eléctrica para que el cerebro pueda procesarla. Esos receptores envían la señal a través del sistema nervioso hasta el cerebro, que recibe la información, la interpreta, y da una respuesta. Por ejemplo, girar la cabeza hacia el sonido.

En ese proceso perceptivo puede ocurrir que la información no llegue a donde tiene que llegar de la manera que tiene que llegar. Existe entonces un desorden en el procesamiento sensorial. Puede dar lugar a hiporespuestas y a hiperrespuestas. El estímulo no llega o llega muy disminuido al cerebro que no interpreta de forma adecuada el estímulo y por tanto ofrece una respuesta no adaptada al contexto. O por el contrario, recibe una señal que indica un estímulo de intensidad elevada y reacciona otra vez de forma no adaptada. Se trata de los desórdenes del procesamiento sensorial que tienen de base perfiles sensoriales hipo o hiperreactivos.

Desórdenes del procesamiento sensorial

Patricia Tabaldo nos habló de desórdenes:

  • en la modulación sensorial
  • motores con base sensorial
  • de discriminación sensorial

El primero hace referencia a las dificultades en la modulación de la respuesta del niño o niña ante los estímulos recibidos.

El segundo hace referencia a las dificultades para controlar la postura derivadas del procesamiento inadecuado de los estímulos.

El tercero hace referencia a las dificultades para discriminar, reconocer o interpretar los diferentes estímulos y en consecuencia responder de forma adaptada.

Perfil sensorial

  • Hiporespuesta: respuesta sensorial inferior a la esperada.
  • Hiperrespuesta: respuesta sensorial superior a la esperada.

En el caso de perfiles hiposensibles podría estar mi hijo, que de pequeño se caía, se abría una brecha y no reaccionaba. Estaba en constante movimiento porque para sentir su cuerpo necesitaba mucho más movimiento que otro niño de su edad.

En caso de hiperrespuesta, por ejemplo, el tacto en el pelo. Durante años no pudimos peinarlo ni cortarle el pelo porque le dolía que le tocasen la cabeza. A día de hoy, tolera que le corten el pelo, pero no soporta que nadie le toque la cabeza. Es una reacción superior a la esperada.

Como podéis ver, y tal y como comentó Patricia, es muy habitual que una misma persona tenga patrones mixtos de sensibilidad. En algunos aspectos puede ser hipo y en otros hiper. E incluso ir variando en función de las circunstancias.

Conclusión

Y con todo esto, ¿qué hacemos? Pues poca cosa podemos hacer, a menos que podamos pagar una terapia privada más. Es tremendamente injusto que el bienestar y la salud de nuestros hijos e hijas dependa de nuestro bolsillo.

Las terapias son caras, hay muchas, a menudo sin evidencia científica y las familias hacen lo que pueden y como pueden. La terapia ocupacional es una disciplina olvidada, junto con la logopedia, dentro del sistema de salud.

Relegadas a lo más estrictamente necesario, solo para situaciones extremadamente graves y para el resto de los casos inaccesibles.

Algún día lo normal y si, digo lo normal, será que las personas estén en el centro de la vida. Que no tengamos que mendigar por terapias ni recursos. Y que su bienestar no dependa de nuestro nivel económico ni de las prioridades de los políticos de turno.

Referencias

Winberg, J. & De Château, P. (1982). Early social development: Studies in infant-mother interaction and relationships. A W. W. Hartup (Ed.), Review to Child Development Research, 6. The University of Chicago Press (trad. cast. a: A. Perinat. Psicología Evolutiva. Selección de Textos. UAB, 1985).

E.Muñoz Marrón (2012). Introducció a la psicologia de la percepció. En. C.Díaz, P.Gómez, D.Muñoz y E.Muñoz (ed.), Psicologia de la percepció (1-56). Barcelona: UOC.

Moruno Millares, P. «La ocupación como método de tratamiento en Salud Mental», Terapia Ocupacional.com http://www.terapia ocupacional.com/articulos/Ocupacion_metodo_tto_salud_mental.shtml

One Comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: