MIÉRCOLES MUDO: conciliación y responsabilidad

Mi sombra en la parada del autobús al caer la tarde. Una sombra que no debería estar ahí, yo debería haber vuelto a casa hace ya más de tres horas.

Sé que no será problema porque en la entidad para la que trabajo todas las horas que se hacen de más se registran y se compensan.

Tenemos una buena politica de conciliación de la vida familiar y laboral.

Pero hoy, mientras esperaba el bus y observaba mi sombra en la acera, pensaba que esto no va de conciliación.

Esto va de responsabilidad.

  • Tengo la responsabilidad de cuidar de mis hijos e ir a recogerlos a la salida de la escuela.
  • Tengo la responsabilidad de cumplir con mis funciones y hacer mi trabajo.

Si no cumplo con mis obligaciones en el trabajo, otras personas de mi entorno laboral vivirán las consecuencias y nos afecta a todos. Pero lo contemplamos, planificamos, preveemos, actuamos.

Si no cumplo con mis obligaciones a la hora de recoger a mis hijos hay alguien que lo hace por mi: mi madre, una mamá del cole que me ayude, mis suegros,… Planifico y preveo, pero lo hago sobre la base de que otras personas lo dejen todo para cuidar a mis hijos si yo no puedo.

Y en medio nosotras, las madres: divididas entre la responsabilidad de cuidar y educar a nuestros hijos y la responsabilidad de cumplir con nuestro trabajo.

La diferencia es que en un caso mi responsabilidad se paga en forma de salario y en el otro la responsabilidad se diluye en el entorno más cercano sin ningún tipo de retribución.

Porque los cuidados no se valoran como lo que son: una responsabilidad. Nadie nos cubre en caso de estar enfermas. Ni nos paga vacaciones. O nos cubre en caso de tener una punta de trabajo (léase virus en casa).

Y mis hijos (y los de todos), dentro del entramado social y colectivo que tenemos establecido, parece (solo parece) que no sienten ni viven consecuencias porque, al fin y al cabo, alguien les va a recoger.

Todo queda en el círculo privado de mi vida: familia, amistades.

Es muy cómodo que los cuidados sean cosa de quienes están fuera del sistema laboral: sin derecho a nada.

Y muy barato.

You are invited to the Inlinkz link party!

Click here to enter
https://fresh.inlinkz.com/js/widget/load.js?id=c8cd94ed6d171cb9d89d

Publicado por Silvia Ramirez Ronda

Licenciada en Derecho Estudiante de psicologia👣 Asesora de lactancia🤱 Posgrado de Experto Universitario en Lactancia Materna Aprendiz de autismo gracias a mi hijo💙 GAM y espacios de crianza☕ Cursos y talleres

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: