MATERNIDAD, CRIANZA Y DERECHOS

MIÉRCOLES MUDO: conciliación y responsabilidad

Mi sombra en la parada del autobús al caer la tarde. Una sombra que no debería estar ahí, yo debería haber vuelto a casa hace ya más de tres horas.

Sé que no será problema porque en la entidad para la que trabajo todas las horas que se hacen de más se registran y se compensan.

Tenemos una buena politica de conciliación de la vida familiar y laboral.

Pero hoy, mientras esperaba el bus y observaba mi sombra en la acera, pensaba que esto no va de conciliación.

Esto va de responsabilidad.

  • Tengo la responsabilidad de cuidar de mis hijos e ir a recogerlos a la salida de la escuela.
  • Tengo la responsabilidad de cumplir con mis funciones y hacer mi trabajo.

Si no cumplo con mis obligaciones en el trabajo, otras personas de mi entorno laboral vivirán las consecuencias y nos afecta a todos. Pero lo contemplamos, planificamos, preveemos, actuamos.

Si no cumplo con mis obligaciones a la hora de recoger a mis hijos hay alguien que lo hace por mi: mi madre, una mamá del cole que me ayude, mis suegros,… Planifico y preveo, pero lo hago sobre la base de que otras personas lo dejen todo para cuidar a mis hijos si yo no puedo.

Y en medio nosotras, las madres: divididas entre la responsabilidad de cuidar y educar a nuestros hijos y la responsabilidad de cumplir con nuestro trabajo.

La diferencia es que en un caso mi responsabilidad se paga en forma de salario y en el otro la responsabilidad se diluye en el entorno más cercano sin ningún tipo de retribución.

Porque los cuidados no se valoran como lo que son: una responsabilidad. Nadie nos cubre en caso de estar enfermas. Ni nos paga vacaciones. O nos cubre en caso de tener una punta de trabajo (léase virus en casa).

Y mis hijos (y los de todos), dentro del entramado social y colectivo que tenemos establecido, parece (solo parece) que no sienten ni viven consecuencias porque, al fin y al cabo, alguien les va a recoger.

Todo queda en el círculo privado de mi vida: familia, amistades.

Es muy cómodo que los cuidados sean cosa de quienes están fuera del sistema laboral: sin derecho a nada.

Y muy barato.

You are invited to the Inlinkz link party!

Click here to enter

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: