Autismo Lactando en Diverso

Dia del Orgullo Autista

Hace apenas ocho meses que #PequeñoThor sabe que el nombre de todas esas sensaciones y dificultades de su día a día se llama autismo.

Viendo el reportaje «Peixos d’Aigua Dolça» del Sense Ficció se vio reflejado en aquello que nombraba Amaia Hervás.

Cuando la Dra. Hervás comentaba que dado que les cuesta mucho salir a la calle y les causa mucha ansiedad, cuando llegan a la edad adulta, muchos se encierran en casa porque sencillamente están mejor y están cansados de sufrir, empezó a llorar. Se identificaba totalmente.

Autismo y Derechos

Y muchas otras cosas: las dificultades para pronunciar y ordenar en su cabeza lo que quiere decir, la ansiedad y el miedo a los cambios, las dificultades para dormir, las alteraciones sensoriales, los olores, los sabores y un largo etcétera.

Nuestro #PequeñoThor ha soportado la falta de diagnóstico durante ocho largos años de su vida. Años de incomprensión, de exigencias fuera de lugar y de falta de mirada por parte de todos.

Discriminaciones

El sistema escolar nos han demostrado lo injusto que es.

En Carta abierta a la escuela explicaba nuestro deambular por tres escuelas.

En Al parto que nunca tuve, a mi tercer hijo que nunca llegó, explicaba como la falta de apoyo del entorno, el aislamiento provocado por la incomprensión y las vivencias de un niño desbordado por la ansiedad nos llevaron a ver truncados nuestros planes como familia.

Y en Tres sobrinos, dos comuniones y un diagnóstico contaba la diferencia entre una comunión sin diagnóstico, sin terapias, sin apoyos, sin mirada respetuosa a sus necesidades, y una comunión después de terapias adecuadas, mirada atenta y entorno familiar cuidadoso.

En fin, todas y cada una de las entradas de mi blog estan hechas desde las emociones, los sentimientos y la mirada crítica con nuestro entorno.

Mirada que reivindida autismo y lactancia como compatibles y una forma de ver la maternidad y la crianza desde la perspectiva de derechos.

«Déjame vivir»

Esta tarde le he explicado a #PequeñoThor que las personas autistas celebran hoy el orgullo de ser como son y reivindican que son personas como todos y tienen los mismos derechos.

Como pequeño preadolescente de once años que es me ha contestado con un «déjame vivir».

Es su comodín de la temporada, lo contesta a todas horas.

Y me parece muy acertado. Creo que ha entendido perfectamente lo que le quería explicar.

Dejadlos vivir en paz.

Como son, con su forma diferente de ver el mundo, con sus esterotipias estridentes, con sus cascos amortiguadores del ruido, su forma de hablar de forma repetitiva, sus intereses particulares, etc.

Decir que estoy orgullosa del camino que ha recorrido #PequeñoThor es poco.

Sabe que es autista, sabe que eso le dificulta dormir, que le causa ansiedad el no saber qué va a pasar, que a veces no nos entendemos porque no se sabe explicar o yo no sé entender y que nos queremos aunque no me lo esté diciendo a todas horas.

También sabe que tiene una habilidad especial para construir cosas, que no hay juego de ordenador que se le resista y que no necesita más que su mente para esconderse de los pesados que estamos a su alrededor haciendo ruido. Una habilidad que le envidio.

Tal vez nunca llegue a ser ingenierio, pero es que yo tampoco lo soy.

Solo quiero y creo que él estará de acuerdo conmigo que le dejen vivir sin discriminaciones y respetando sus derechos.

Discapacidad no es sinónimo de incapacidad, es sinónimo de apoyos y respeto por la diversidad.

¿Tenemos que ser todos iguales? Yo creo que no, seria muy aburrido.

En la diversidad cabemos todos.

2 comments on “Dia del Orgullo Autista

  1. La parte del «Déjame vivir» en adelante me ha encantado.

  2. Ana Maria

    Me has dejado sin palabras. Lo has explicado extraordinariamente genial. Estoy totalmente contigo, un gran abrazo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: