Se acaba el día y me siento por fin en mi sofá a descansar.

Los niños duermen.

Ha costado lo suyo que se acostaran.

Desde que la semana pasada descubrieron que podían jugar juntos no saben parar.

Otras veces estaría feliz por ello, pero hoy estoy de mal humor.

Te han matado Verónica.

Entre todos.

Todos somos cómplices de una sociedad maltratadora y discriminatoria.

De muchas formas, variadas y cuyo nexo en común es la vulneración de Derechos.

  • Cuando le dices a tu hijo en la puerta del colegio que hay que dejar pasar a las niñas primero.
  • O cuando no le pasas el balón a tu hija porque las niñas no juegan a futbol.
  • Eres cómplice cuando le miras el culo a una mujer por la calle y le haces un comentario despectivo.
  • Las veces que recibes o envias fotos o videos de tetas. Cuando te ríes con memes en los que la mujer es solo un objeto de exhibición.
  • Esos momentos en los que le das a la opción de compartir sin pensar en las consecuencias de lo que haces, porque total: solo son dos tetas y un coño cualquiera.
  • Eres cómplice por no activar el protocolo por acoso sexual en el trabajo.
  • Cuando comentas que es una guarrada ver una mujer dando el pecho a su bebé y que se tape.
  • Cuando en una sala de partos le dices a una mujer que está pariendo que se calle.
  • Subnormal, mongolo, retrasado…forman parte de tu vocabulario.
  • Puta, mira como va vestida, seguro que iba provocando, son frases habituales en tu conversación.
  • Piensas que los hombres tienen necesidades sexuales que las mujeres tienen que satisfacer, ellas no sienten nada.
  • Eres un torero que piensa que las mujeres no tenemos libertad sexual, o un profesor de universidad que defiende la Manada o un Magistrado que solo ve gozo y sexo desinhibido en una violación en grupo.

Nos estáis matando.

Todo el mundo sabe quién eres Verónica. Tu nombre, apellidos, donde trabajabas, casada, con dos niños…

Podría haber sido yo o cualquiera de las mujeres que conozco.

Las mujeres en esta sociedad no tenemos derecho a tener vida privada.

Ni vivas ni muertas.

Todo el mundo sabe quién eres, pero nadie es culpable.

Ninguno ha visto el video.

Ni lo ha compartido.

Hoy lloro por ti Verónica, te hicieron tan dolorosa la vida que te la quitaste. Nos estáis matando y no hacéis nada por evitarlo.

Noticias relacionadas:

https://www.abc.es/sociedad/abci-investigan-si-antigua-pareja-trabajadora-iveco-suicido-difundio-video-sexual-201905291140_noticia.html

https://elpais.com/sociedad/2019/05/29/actualidad/1559112195_230127.html

https://www.elperiodico.com/es/sociedad/20190529/fran-rivera-twitter-suicidio-trabajadora-iveco-video-sexual-7479653 29/actualidad/1559112195_230127.html

6 comments on “Lloro por ti.

  1. Ana Maria

    Tienes totalmente la razón, he leído la noticia en varios sitios y me parece tan cruel. Ella sabía como se pasaban el vídeo y la miraban, pero como no pudo una queja en la empresa nadie hizo nada.
    Es una víctima más, y tal y como tu dices podría ser una de nosotras.
    Parece que evolucionamos pero no es así, ayer leí una publicación por Twitter que había traído mucho revuelo sobre el parto y era para llorar. La publicidad en la tele sigue siendo discriminatoria y en muchos momentos ofensiva. Y con tantos grupos de Manada, siento mucho miedo por mí hija.
    Verónica ha sido otra víctima, también lloro por ella. No quiero pensar en la desesperación que ha debido sufrir para llegar a quitarse la vida.

    • La empresa tenía la obligación de activar el protocolo contra el acoso sexual en el trabajo. Que ella ponga o no una denuncia en la policia es irrelevante en este caso. CCOO ya ha denunciado a la empresa y la policía investiga quién participó en la difusión del video. Aqui hay muchos responsables. Espero que no quede en nada, como pasa en otras ocasiones.

  2. Es muy fácil ponerse a hacer juicios de valor desde fuera y sin tener en cuenta ningún aspecto. Lo único cierto es que entre todos los que han pasado el vídeo la han sentenciado y ejecutado.
    Cuando casualmente comentaban en tele5 la noticia tratando de hacer ver los peligros que suponen los móviles, mi hija se indignó. Yo no terminaba de comprender su cabreo y pedí que me lo explicara. A pesar de su explicación no entendía porque veo los móviles como un peligro en este y otros sentidos pero ella decía que no se trata de los aparatos sino de lo que tenemos en la cabeza y qué hacemos cuando los usamos y que en las noticias lo explican de forma incorrecta.
    Me costó un poco entenderlo pero caí. Es cierto.

    La pequeña lista de hechos cotidianos que mencionas aquí son un claro ejemplo de cómo contaminamos de prejuicios y errores fatales asuntos tan esenciales como la educación, los medios, el respeto o la intimidad con la pasividad, los insultos o la intromisión a la hora de defender y tratar a demás.

    ¡ Cuánto nos falta por aprender !

  3. Pingback: Acoso y derribo (Iveco y Dos Hermanas) - LACTANDO EN DIVERSO

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: