Acoso Sexual Conferencias y charlas REFERENCIAS SENSIBILIZACIÓN

Acoso sexual y discriminación por razón de sexo en el entorno laboral

«Un 55% de mujeres europeas han sufrido acoso sexual, de ellas, almenos una vez el acoso ha sucedido en el entorno laboral».

«Solo un 8,9% de los casos de violencia sexual en el trabajo se denuncian»

«Tenemos un 23% de brecha salarial entre hombres y mujeres»

Hble.Chakir el Homrani

Con afirmaciones como esta, basadas en datos de la UE, iniciaba la jornada «Setge a l’assetjament: prevenció i actuació davant de l’assetjament sexual i per raó de sexe a l’entorn laboral» el Hble.Chakir el Homrani, reponsable de Treball de la Generalitat.

El viernes dia 8 madrugué para poder estar en dicha jornada. Organizada en CaixaForum Barcelona por el departamento de Trabajo de la Generalitat de la que salí con ganas de sacar la metralleta (simbólica). Jornada en la que se habló largo y tendido de acoso sexual, discriminaciones y vulneraciones de Derechos.

Hble. Chakir El Homrani durante la inaugación.

La prevención del acoso desde la perspectiva jurídica.

La gran duda: ¿creamos una descripción amplia de la conducta antijurídica o la restringimos y creamos aspectos diferenciados?

Es decir: ¿hablamos de acoso sexual entre personas sin tener en cuenta el género y de acoso misógino o por razón de sexo femenino? A y B

O hablamos de acoso y creamos un subtipo que sea el acoso por razón de sexo femenino? A, A1, A2.

Esto, que puede ser algo complicado de entender, es un debate con consecuencias reales y que aún no está resuelto.

Tal vez este diálogo entre juristas fue el menos atractivo de toda la jornada, sobretodo para quienes no estén formados en Derecho. La trascendencia del debate no por ello deja de ser muy importante. Estamos hablando de como reaccionamos en los tribunales ante la conducta de acoso sexual.

Con todo, ambos participantes en la mesa de diálogo debatieron sobre este tema sin llegar realmente a ninguna conclusión definitiva.

En el primer caso, visibilizamos el acoso por razón de sexo femenino pero puede parecer que uno es más grave que el otro.

En el segundo caso, corremos el riesgo de que se diluya la gravedad del acoso misógino.

Pros y contras en un debate que tal vez necesite de mucho más tiempo para lograr puntos de encuentro y soluciones intermedias.

La mesa de diálogo estuvo formada por Raquel Serrano Olivares, profesora titular de Derecho del Trabajo y la Seguridad Social en la Universidad de Barcelona, experta en género y trabajo. Y por Jaime Cabeza Pereiro, catedrático de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social, experto en trabajo precario y perfiles vulnerables y colaborador en la elaboración de la LO.3/2007.

Raquel Serrano y Jaime Cabeza, junto con la periodista Clara Sánchez-Castro Bonfill, conductora de la jornada.

Abordaje y actuación ante el acoso

En esta mesa se trataban desde diferentes puntos de vista la actuación y la respuesta ante el acoso sexual. Estaba formada por Alba Alfageme y Casanova, psicóloga, experta en victimología y abordaje de las violencias machistas. Y Teresa Blasi Gacho, abogada laboralista, experta en la defensa de mujeres víctimas de violencia sexual y por razón de sexo.

Y justo después, intervinieron desde la fila 0: Eva Gajardo Rodriguez (UGT), Alba García Sánchez (CCOO), Mireia Rocío Ortega (Foment del Treball) i Itziar Ruedas Retuerto (PIMEC).

Aquí ya empezamos a profundizar en las consecuencias para las víctimas de acoso sexual . En como demasiadas veces falta formación en perspectiva de género de los agentes que intervienen perjudica a las víctimas.

La crítica, directa y a la línea de flotación, de la Inspección de Trabajo. La formación en una materia requiere además de un cambio de mirada para que produzca cambios reales en el abordaje de la misma. Sin ese cambio de mirada, ya podemos sabernos la materia de pé a pá, que seguiremos repitiendo patrones discriminatorios.

La abogada puso ejemplos reales de esa falta de mirada, esa falta de perspectiva de género que conduce al archivo de denuncias en situaciones reales de acoso sexual.

Por parte del mundo empresarial e institucional, todas, de la primera a la última, tienen la obligación de tener un protocolo contra el acoso sexual en el trabajo, diferenciado del acoso moral.

En este punto, ya se empezaban a vislumbrar las tensiones entre los dierentes agentes. La representante de Pimec intervino desde la fila 0 poniendo un ejemplo de resolución positiva de acoso sexual en el trabajo en una pequeña empresa. De sus palabras se distinguia algo así como un «No todas las empresas.»

Mesa 1: Abordaje y actuación ante el acoso.

(Pequeño apunte personal)

En estos casos, siempre sucede lo mismo. Cuando ponemos el foco en una situación estructural de abuso y discriminación, inevitablemente surgen voces «ofendidas». Voces que emplean el ya manido discurso del «no todos lo hacemos así». Evidentemente siempre hay casos positivos, empresas u organizaciones en los que se controla y vigila el cumplimiento estricto de los protocolos. Pero este hecho no puede servir para que quitemos importancia al meollo del asunto. Más de la mitad de las mujeres europeas han sufrido acoso sexual en el mundo laboral almenos una vez en la vida.

La sexualidad masculina como problema político

La conferencia de Octavio Salazar Benítez, catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad de Córdoba y miembro de la Red Feminista de Derecho Constitucional no dejó indiferente a nadie.

La idea que más me llamó la atención de todo lo que explicó, que no fue poco, fue la de destruir la idea de masculinidad. Idea que no me había plantead en absoluto y que ahora explicaré. Al principio me costó ver qué podía tener de beneficioso que eliminaramos la idea de masculinidad. Sobretodo cuando de forma consciente hablamos y hablo de una nueva masculinidad. Cuando a través de charlas y en nuestro día a día en la asociación LactaMater hablamos de una nueva paternidad y masculinidad. Después entré de pleno a entender sus argumentos y me parecieron de lo más coherente.

SUPERAR EL BINARISMO DE GÉNERO NOS HARÁ LIBRES.

Así de claro y contundente es esta frase, que no es de Octavio, me la acabo de inventar yo misma, pero que viene a resumir, creo yo, toda su conferencia.

La construcción social del género nos impone unos roles y unos estereotipos que nos encorsetan, nos limitan y si no los cumplimos, nos discriminan. A todas las personas.

Libertad para poder ser y sentir en un marco de convivencia y respeto mutuos.

No puedo resumir ni describir de forma adecuada su conferencia en estas palabras, pero si os dejo aquí el enlace a un podcast. El primer podcast que hemos hecho Laia de Cosetes de No Res y yo misma.

Octavio Salazar: «No necesitamos nuevas masculinidades, sino acabar con la masculinidad»

Voces desde la experiencia

De esta mesa tengo que destacar especialmente la intervención de Norma Véliz Torresano, coordinadora de la entidad Mujeres Pa’lante, experta en acoso a mujeres migrantes que trabajan en tareas de cuidado y del hogar.

Nunca la inviolabilidad del domicilio establecida en la Constitución había tenido para mí el significado que tiene ahora, después de escuchar a Norma.

Trabajar en el domicilio de otros puede ser un secuestro en toda regla: confiscación de pasaporte, incomunicación con el exterior, imposibilidad de salir, violaciones, abusos,… Todo favorecido por esa inviolabilidad del domicilio que hace que Inspección de Trabajo no pueda personarse de improviso en ese lugar de trabajo.

Ser mujer y ser migrante supone vivir una doble discriminación. La frase de Norma Vélez fue: «Somos mujeres, no somos vulnerables, nos vulneran».

Aquí recupero parte de la intervención de Alba Alfageme en la primera mesa. Describimos a las víctimas con adjetivos como vulnerable, débil, sola, insegura,… Pensamos en una víctima muy concreta: pobre, sola, sin recursos, VULNERABLE.

Y no es así. El acoso sexual no distingue de clases sociales ni niveles de estudios. Y esta es una visión que favorece que haya mujeres que encima se sienten culpables: «cómo me ha podido pasar a mi esto». Mujeres con recursos, estudios y con buenas redes personales son víctimas de abusos también.

Laia Serrra Perelló, abogada penalista y experta en ciberacoso a las mujeres se hizo eco del acoso en redes sociales. La legislación, como en todo lo que tenga que ver con el desarrollo de la tecnología, nunca es capaz de estar actualizada. Cambia la legislación y la tecnología avanza inventando nuevas formas de acoso.

«No podemos dejar que nos echen del ámbito público: las redes sociales son también nuestras» afirmó Laia, recibiendo un enorme aplauso, gesto que deja claro que el acoso en redes no es tampoco un tema baladí.

«No todos»

Por último, intervino Telma Vega Felgueroso, inspectora de Trabajo de la Generalitat de Cataluña y miembro del equipo de Género de la Inspección de Trabajo en Cataluña.

Lo primero que hizo fue negar la mayor: el personal de Inspección de Trabajo está formado en perspectiva de género. Lo hizo mal, sin argumentos y en una actitud absurda que demostraba que se había sentido ofendida por las alusiones que habían ido saliendo a lo largo de la jornada.

No es que fuera un «no todos los inspectores e inspectoras», es que fue un todos y todas estamos formados en perspectiva de género.

Sin comentarios.

Nosotras no mentimos

Grande Cristina Fallaras, empezó su conferencia afirmando: este es mi cuerpo y lo amo tal y como es. En clara alusión a la cosificación y a las exigencias que recibimos las mujeres cada día con cánones de belleza imposibles.

«Nosotras no mentimos» fue un alegato a dejar ya de poner el foco en las víctimas.

Fuente: EuropaPress ( https://www.epdata.es/datos/violencia-genero-estadisticas-ultima-victima/109/espana/106 )

Si en 2018 hubieron 31.286 víctimas, en 2018 hubieron 31.286 agresores.

Nos animó a todas las presentes a contar nuestros episodios de acoso y discriminación. Porque contarlo permite generar mecanismos de identificación entre mujeres que permiten hablar y contarlo a su vez a otras mujeres.

Tal vez algún día me anime a explicar mi mochila de discriminaciones sexuales en este blg, tal vez…

Cierre y conclusiones

Fue una jornada larga e intensa, desde las 9:30 hasta las 14:30 conducida por Clara Sánchez-Castro, periodista, de forma amena y participativa.

Salí de allí, como comenté más arriba, con ganas de sacar la «metralleta simbólica».

La sutileza de la discriminación, del acoso, el disfraz que a menudo toma en forma de «bromas y chistes» convierte el acoso en algo muy peligroso.

Desde sufrir burlas sexistas, pasando por tocamientos e insinuaciones, la todavía aceptación social del cortejo (que no deja de ser acoso) son solo la base. Son actitudes por desgracia normalizadas socialmente y toleradas.

Entonces llega Verónica (caso Iveco) para recordarnos de la forma más brutal posible, que el acoso es una tortura para la persona que lo vive. Y es responsabilidad de todos y todas (abogacia, Justicia, profesionales de los recursos humanos, compañeros y compañeras de trabajo, etc.) parar esto.

Para Verónica (que para mí ha marcado un antes y un después en este tema) ya es demasiado tarde.

Tenemos que ser todos y todas agentes de cambio y empezar a frenar actitudes irrespetuosas en el momento en que las detectemos.

Tolerancia Cero con el acoso.

Caso Yveco, entradas del blog.

5 comments on “Acoso sexual y discriminación por razón de sexo en el entorno laboral

  1. Desde luego es una cuestión compleja. Dices:
    «SUPERAR EL BINARISMO DE GÉNERO NOS HARÁ LIBRES.»
    Justo cuando el fin de semana pasado mi hija nos regaló un libro del que ha participado y se siente orgullosa:
    «¿Solo dos?» de Daniel G. Abiétar.
    https://www.localcambalache.org/?event=presentacion-del-libro-solo-dos-la-medicina-ante-la-ficcion-politica-del-binarismo-sexo-genero
    Hay muchos temas que superar, por supuesto, y este es uno de los importantes.

    Siendo niño mi padre me pedía que «enseñara mi título de hombre» a los que venían de visita. Crecí escuchando sus insultos contra Miguel Bosé, con prejuicios nada claros sobre lo que es un hombre y terror hacia el servicio militar. Mi tendencia a imitar a mis hermanas supuso que me aplicasen desde bien pronto apelativos de «marica» y por otros motivos, «raro».
    Hace falta taaaaaanta educación sobre el tema. Que los padres comprendan que todo lo que hacen y dicen delante de sus hijas/os hasta que son adultos incluso, va a reflejarse en ellos de algún modo.

    Solía creer que las nuevas generaciones serían diferentes, con una educación más amplia sobre género y machismos pero no está nada claro el asunto.

    • Hacen falta muchas generaciones para cambiar las cosas. Me quedo con la recomendación del libro y me la apunto para mi lista de regalos en Navidad. Me parece que tiene que ser muy interesante. Es un tema en el que hay mucho que debatir.

      • Pues el libro lo ofrecen en PDF de forma altruista. ¡Así nunca se harán ricos! jajaja pero difunden esa parte de conocimiento que no tiene precio. En fin. Mira, maja, es aquí:
        https://www.localcambalache.org/?page_id=38&id_libro=14840
        Debajo del precio está el link para descargar. Lo que más que ha gustado de momento es la poesía del final.
        Tengo esa manía de coger las cosas del revés, los libros por el final … bah, cosetes de no res.
        Sus la voy a poner a modo de Spoiled. Que en castellano, donde suelen comprender el inglés mejor que los propios anglosajones dicen spoiler, es decir alerón de coche o avión mientras que «él ha echado a perder la película» se traduciría «he has spoiled the movie».

        ——————————————Distinto
        Lo querían matar
        los iguales,
        porque era distinto.

        Si veis un pájaro distinto,
        tiradlo;
        si veis un monte distinto,
        caedlo;
        si veis un camino distinto,
        cortadlo;
        si veis una rosa distinta,
        deshojadla;
        si veis un río distinto,
        cegadlo…
        si veis un hombre distinto,
        matadlo.

        ¿Y el sol y la luna
        dando en lo distinto?
        Altura, olor, largor, frescura, cantar, vivir
        distinto
        de lo distinto;
        lo que seas, que eres
        distinto
        (monte, camino, rosa, río, pájaro, hombre):
        si te descubren los iguales,
        huye a mí,
        ven a mi ser, mi frente, mi corazón distinto.

        Juan Ramón Jiménez
        Una Colina Meridiana (1942-1950)
        —————————————————Jope, Silvia, qué bonito. Y yo sin recordarlo ni saberlo.

      • Vaya, siento haber insertado ese poema aquí.
        Pensando, no me parece tan bonito y/o que no es de hoy en día.
        Que le da mucha voz a los iguales en su forma de tratar a los otros.
        Que pretende construir un guetto con los distintos mientras que hoy se procura la integración de todos.

  2. No te preocupes, a veces la primera vez que lees algo te encanta, pero lo relees y lo interpretas diferente. No se harán ricos regalando el libro, no 🤣🤣 imagino que no es su objetivo y que quierrn que llegue a mucha gente. Me voy al link y me lo descargo ahora mismito! 😊

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: