• AUTISMO

    Tres sobrinos, dos comuniones y un diagnóstico de autismo

    Acabamos de llegar a casa, son las 12 de la noche. Regresamos después de un largo día de comunión con mis dos sobrinos. Se llevan muy poquito entre uno y otro, así que han celebrado las dos comuniones juntas. Estoy… estamos, buf… no sé cómo explicarlo. No teníamos esperanzas de poder estar toda la celebración. Sabíamos que iba a ser una jornada larga dado que venían familiares de lejos y se había previsto hacer comida y luego cena de picoteo. Pensábamos que nos tendríamos que volver antes por lo de siempre: #PrincessLeia no se quiere ir y #PequeñoThor no puede más. Además nuestra experiencia previa con este tipo de eventos…