Todos somos personas cuidadoras

Baja de tu pedestal y toma conciencia: todos somos personas cuidadoras. Reconoce que estás en situación de privilegio y acepta que tú también cuidas. Cuidar tiene muchos grados e intensidades. Desde cuidar a una amistad, llamándola por teléfono de vez en cuando y preocupándote por ella en los malos momentos. Hasta la madre que dejaSigue leyendo «Todos somos personas cuidadoras»