RECURSOS

Termómetro de las emociones

#MiercolesMudo: Un termómetro de las emociones indica de forma visual los estados de ánimo, de una forma muy sencilla, con colores. A veces puede parecer un semáforo más que un termómetro. En realidad, le puedes llamar como el niño o niña lo entienda mejor.

Estos días de confinamiento las emociones están a flor de piel y cuesta regularlas.

Este es un recurso que en su día nos lo indicó la terapeuta de #PequeñoThor. Ella trabajaba en consulta todo este tema y usaba el termómetro. Nosotros en casa hacíamos lo mismo. Estuvo durante una buena temporada en la entrada de casa. Antes de salir, cada día, lo mirábamos y recordábamos qué podíamos hacer en caso de que llegáramos al color rojo.

Un día tras otro, en casa y en terapia. Trabájamos la contención y la regulación.

Ayer hicimos juntos uno para #PrincessLeia.

La importancia de hablar de como nos sentimos

Con #PequeñoThor, en su momento, fue muy diferente, no se podía apenas razonar ni hablar con él. No entendía las palabras, solo las imágenes. Porque aunque lenguaje verbal tenía, era puro sentimiento. Un caballo desbocado que costó tranquilizar. Con él usábamos algunos signos inventados y muchas, muchas imágenes.

#PrincessLeia tiene 8 años, no tiene un diagnóstico, pero lleva encerrada dos semanas y es hermana de un niño que ha vivido momentos muy difíciles.

En este caso, aunque parezca mentira, necesita más ella que él salir a la calle. Pero no tenemos permiso para hacerlo. No podemos salir.

Así que ayer nos sentamos los tres y #PrincessLeia se hizo su termómetro de las emociones. No es solo el hacerlo, es el hablar de como nos sentimos, de como las emociones nos desbordan, de qué podemos hacer para regularnos.

También pensamos entre los tres maneras de conseguir que se calmara y lo pusimos todo en una lista que vamos a ir probando estos días.

Parece que se sintió mejor después de nuestra conversación. Hoy además han estado jugando juntos con una aplicación de tablet y a minecraft.

A ver si conseguimos que la convivencia mejore un poco porque empieza a ser difícil. Se enfada a la mínima, grita, da golpes y encima por la mañana y hasta media tarde no podemos estar por ella por el teletrabajo.

Nos vamos levantando durante el día, estamos un poco con ella y volvemos. El mayor también tiene ya clases por la mañana y cuesta que hagan cosas juntos por la edad, por la forma de ser de los dos. Lo más fácil es siempre el ordenador o la tablet.

Esta noche vamos a empezar a hacer ejercicios de mindfullness otra vez. Espero que en algún momento nos dejen salir ni que sea a dar la vuelta a la manzana, porque esto cada vez es más difícil de sobrellevar.

Yo me quedo en casa, sí. Espero que podamos mantener la cordura también.

You are invited to the Inlinkz link party!

Click here to enter

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: