Autismo Lactancia materna y derechos SENSIBILIZACIÓN

Semana Mundial de la Lactancia Materna 2019: autismo y lactancia, mitos y leyendas

Para celebrar la Semana Mundial de la lactancia materna de este año 2019, me decidí a preparar unos pequeños post en instagram sobre autismo y lactancia.

Unos post que recogieran aquellos mitos y leyendas sobre el autismo y la lactancia que se llevaban el premio a la crueldad y la falsedad.

Para que no se pierdan en las redes, para que si necesitas leerlo para darte ánimos a ti misma o para reafirmarte en que como familia no estáis perjudicando a vuestro hijo, he querido recogerlos todos en este post.

Dar o no lactancia materna, hacerlo un año, dos o hasta que os dé la gana es vuestra decisión. Nadie tiene derecho a cuestionar vuestra manera de alimentar y criar a vuestro bebé por que sea autista y le deis lactancia materna.

  • No le perjudicas, no lo malcrías, nada de todo eso.
  • Nadie está obligado a lactar a su hijo en contra de su voluntad.
  • Exactamente igual que nadie te debería obligar a no hacerlo.

La única incompatibilidad real con la lactancia materna es la galactosemia.

En los demás casos, tú decides.

«Con la teta en la boca no va a hablar nunca»

Autismo, lactancia y desarrollo del habla.

Esta frase es especialmente cruel y devastadora.

Una de las características del autismo es la dificultad en la comunicación y la interacción social.

Hay muchas personas con autismo que no hablan al uso. No usan palabras pero SI se comunican, SI sienten y SI estan en nuestro mundo.

Decirle a una madre con un bebé o niño pequeño, que tal vez aun no sabe que le pasa a su hijo exactamente, que está enmedio de ese duelo por una maternidad diferente a la esperada, que su hijo no va a hablar porque lo alimenta con lactancia materna es CRUEL, MUY CRUEL.

Parece que haya personas que dedican su vida a buscar donde te duele más para pincharte ahí y hacerte sufrir.

No, la realidad es que cuando a tu hijo lo diagnostican de autismo, nadie sabe si hablará o no. Es así.

Y la realidad también es que la lactancia materna contribuye, porque es la forma natural de alimentación de todos los bebés, al desarrollo orofacial adecuado.

No significa que vaya a hablar por ofrecer lactancia materna, tampoco por ofrecer biberón.

Que una persona autista hable o no depende de múltiples factores.

Lo que está claro es que en lugar de culpabilizar a la madre por una cosa u otra, lo mejor es callarse la boca y meterse en los asuntos propios y no en los de los demás.

No tiene ninguna base cientifica una afirmación como la de la imagen.

En todo caso, lo comprobado y probado es que la lactancia materna NO perjudica, asi que a cerrar la boca y punto.

Y que cada cual en su casa haga lo que le de la gana.

«No lo cojas en brazos que se acostumbra»

Autismo, lactancia y contacto físico.

A ver, ¿nos aclaramos? ¿Lo cojo o no lo lo cojo?

¿Tampoco puedo cogerlo para darle teta? ¿Y si le doy artificial tampoco puedo cogerlo?

¿Y para bañarlo? ¿Cambiarle el pañal?

Ah no! Solo se le puede coger cuando TÚ quieres cogerlo.

Y si no quiere que le cojas y huye de ti es porque nosotros lo hemos malcriado.

Claro.

IRONIA MODO ON.

Luego te dicen que si los niños con autismo viven en su mundo y no quieren que les toques.

«Si cada vez que se enfada le das teta, nunca aprenderá lo que es la frustración»

Autismo, lactancia y regulación emocional

Para ti que aprenda lo que es la frustración significa hacer sufrir hasta el infinito a un niño pequeño que no tiene capacidad para entender qué pasa.

Eso, en mi pueblo, es maltrato.

Si, llora, se enfada, se enrabieta y explota le doy teta para que se calme.

Mal te pese a ti, que piensas que los niños nacen sabiendo latín, ahora es pequeño, pero crecerá, se desarrollará y aprenderá.

Eso si, no lo va a hacer a tu gusto y según tus parámetros porque ¡es autista!

Ni nos toma el pelo, ni es un niño malcriado.

Es un niño. Punto.

La lactancia materna me ayuda a sobrellevar una crianza muy exigente.

A mi y a mi hijo nos sirven para conectar. Eso que tanto le echáis en cara a las personas con autismo, que si están en su mundo, que si no se enteran…

Si que se enteran, pero no van a cambiar su forma de expresar ni de sentir porque a ti te parezca que «eso no es normal».

La lactancia materna no va a durar toda la vida, pero mientras dure, si nosotros somos felices y estamos bien asi.

A ti que más te da.

«Si lo duermes a la teta, nunca aprenderá a dormir solo»

Autismo, lactancia y sueño

Dormir, ya saben dormir.

Lo que tú no sabes es que los bebés nacen con un sueño inmaduro.

Que no hay ningún niño que nazca con patrones de sueño iguales que los de un adulto.

El sueño es un proceso madurativo. Hasta los 3 años no alcanzan un sueño bastante similar al nuestro.

En realidad, hasta los 6 años, no tienen el sueño de un adulto.

Si encima son autistas, tienes ahí muchas posibilidades de que además tengan trastornos del sueño.

Dificultades en la conciliación y/o en el mantenimiento del sueño nocturno.

Tú, que te sientes tan dispuesto a criticar la forma en que duermo a mi hijo, no vienes a mi casa a cuidar de él.

Me criticas desde la comodidad de tu sillón y no eres para nada quién se pasa las noches en vela, intentando que todos en casa podamos dormir.

No dormir es la peor de las torturas.

La lactancia materna y el colecho nos ayudan a todos a descansar.

¿Vas a ir a trabajar tú por mi al día siguiente, después de pasarme la noche entera yendo a su cama cada vez que se despierta?

¿Vas a recogerlo tú del colegio al acabar la jornada para llevarlo a las terapias, cansado después de todo el día, sin haber apenas pegado ojo por que a TÍ te parece que dormir a la teta y en nuestra cama es MALO?

¿A que no lo vas a hacer?

La lactancia y el colecho no duraran toda la vida, porque cuando crecen TODOS acaban yendose a su cama y TODOS acaban dejando la lactancia.

Mientras tanto, como no vas a venir a mi casa a cuidar tú de mis hijos, te callas.

Y punto.

«No comerá normal hasta que le quites la teta»

Autismo, lactancia y alimentación.

Perdona, ¿qué es comer normal?

¿Acaso eres nutricionista?

Si lo eres no me vas a soltar semejante estupidez, espero.

Por que comer «normal» no existe.

En todo caso, comer «bien» supone llevar una alimentación saludable y eso tienes múltiples matices que mejor comentar con un profesional.

¡Qué más saludable que la lactancia materna!

La alimentación es uno de los aspectos del autismo que más preocupan a los padres.

Además la presión social es brutal.

En España no hay desnutrición, lo que hay es malnutrición.

Me encanta cuando me sueltas aquello de «en lugar de teta, ¿porqué no le das un zumito y galletas para desayunar?»

¿En serio?

La nutrición en algunos niños con autismo puede ser un auténtico quebradero de cabeza.

Niños que comen sin mesura todo lo que encuentran, algunos incluso ingieren cosas que no son alimentos (pica), otros dejan de comer o limitan la ingesta a uno o dos alimentos.

Así que por favor, dejad de machacar a las familias con la alimentación.

Antes de juzgar, recuerda que hay realidades a la tuya que son diametralmente opuestas.

La lactancia materna garantiza en estos niños con tantos problemas REALES de alimentación que por lo menos no les faltan nutrientes.

Asi que recomendar que dejen la lactancia materna con el supuesto objetivo de que coman mejor es directamente una IRRESPONSABILIDAD.

Si quieres ayudar: escucha, acompaña y NO JUZGUES.

Ojo, que también pasa lo mismo con la lactancia artificial.

Hay niños que la prolongan y en ese biberón van incluidos complementos alimenticios indicados por un médico.

Asi que una vez más: RESPETO.

«No estás dejando que avance en la terapia, en la consulta no colabora»

Autismo, lactancia y conducta.

Y la última gran chorrada que tenemos que oir es, Tachán! Tachán!

NO COLABORA EN LA CONSULTA!!!!!

Uauhhhh! Perdonad, pero es que tengo que hacerles la ola a todos esos terapeutas (sean de la especialidad que sean) que ponen en el centro sus necesidades y no las del niño ni las de la familia.

Directamente, esto es una vulneración de Derechos Fundamentales.

Así os lo digo.

Además de ser una estupidez del tamaño de un trailer pensar que un niño va a cambiar a mejor su actitud en la consulta después de un destete forzado.

  • Primero, la decisión de destetar incumbe a la madre y a nadie más. En todo caso, el niño se destetará cuando llegue su momento, si la madre no toma la decisión antes.
  • Segundo, recomendar un destete forzado sin dar pautas REALES Y EFICACES para hacerlo es de una crueldad infinita. La teta no se deja asi como asi. Si alguien te dice eso de «no le des y punto», es que NO SABE NADA DE LACTANCIA.
  • Tercero, puede parecer que después del destete ese niño está más atento, lo que me lleva otra vez al punto de que NO sabes nada de lactancia. El destete implica sustituir la lactancia materna por otras herramientas de gestión emocional. Por tanto, no es el destete en si, sino que esa madre ha «inventado» otras maneras de relacionarse con su hijo y de acompañar sus emociones. O porque el niño ha madurado y por tanto desarrollado nuevas habilidades.

CORRELACIÓN NO ES CAUSALIDAD.

A lo que voy, sobre mi cuerpo decido yo. Yo decido si quiero dar lactancia materna a mi hijo y hasta cuando.

No existe evidencia cientifica que demuestre que la lactancia mal llamada «prolongada» perjudique el desarrollo de los bebés y niños.

Así que esencialmente es una decisión que incumbe a la madre con el apoyo de quienes son su familia.

Mal te pese, terapeuta, tú no eres miembro de esa familia.

Referencias y enlaces de interés

Por si tenéis necesidad de justificar de forma más contundente vuestra decisión de amamantar a vuestro hijo o hija autista, aquí os dejo enlaces a documentos que os pueden servir para apoyar vuestra postura.

Además de todas las entradas del blog sobre temas relacionados y ya tratados. Todo el blog tiene como objetivo romper mitos alrededor del autismo y la lactancia. Así que os animo a que busquéis los temas que son de vuestro interés.

Espero que os sirva de ayuda.

0 comments on “Semana Mundial de la Lactancia Materna 2019: autismo y lactancia, mitos y leyendas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: