Aspectos básicos lactancia materna

Lactancia asimétrica

Tal vez te suene a raro este nombre aunque en realidad es lo más habitual, dar de mamar prácticamente siempre del mismo pecho.

Mis dos hijos, ambos, acabaron escogiendo la teta derecha. Durante algún tiempo traté de que cogieran la otra, forzando las tomas nocturnas, haciendo el «cambiazo», pero no funcionó.

Además, conforme iba ganando en experiencia como asesora, me di cuenta de que en realidad, a casi todas les pasa los mismo.

Y más o menos todas repetían, con algunas variaciones, el mismo patrón que ahora te explico.

El inicio de la lactancia asimétrica

Lo que suele suceder es que, al nacer el bebé, somos nosotras las que determinamos el orden de las tomas. Incluso a veces usamos estrategias para recordar «qué teta nos toca», como cambiarnos un anillo de mano o una goma de pelo.

Nos han dicho que les despertemos, que les demos una toma de cada pecho y en el mejor de los casos, que esperemos a que el bebé acabe y suelte el pecho por si mismo.

Digo en el mejor de los casos, porque en mi dia a dia como asesora y mucho más ahora gracias a las redes sociales, todavía me contactan madres a las que les han dicho «no lo dejes tanto rato a la teta que te usa de chupete».

Cada vez se oye menos aquello de «10 minutos de cada pecho cada 3 horas, algo hemos avanzado. Lo que pasa es que ahora lo hemos sustituido por lo del chupete, por lo de que te va a consumir y tonterías como éstas. Alguno se inventa incluso su propia pauta y les dice 15 minutos de cada teta cada dos horas, por ejemplo. Claro que esto no solo lo dicen algunos (malos) profesionales, sino que lo dice muuuucha gente de la calle.

¿Sorprendente, verdad? O no, si eres madre lactante o lo has sido, sabes a qué me refiero.

Pero en fin, que me desvío del tema, tenemos al bebé y nos dicen aquello de no lo dejes dormir, que cambies de pecho a cada toma y patatín y patatán. Al principio tienes tus problemillas pero poco a poco te vas haciendo a esta nueva rutina y parece que el bebé también.

Pero esto no dura para siempre. Porque el bebé empieza a adquirir habilidades, empieza a desarrollarse y una de los cosas que hace y para la que nadie te avisa es que decide que le gusta más la teta derecha que la izquierda. O al revés.

Y a ti que te han dicho que le des cada vez de una teta, te empiezan a entrar todos los males. Las dudas y la inseguridad se te juntan con la crisis de los 3 meses. (Aproximadamente alrededor de los 3 meses, puede ser antes o un poco después).

Que no es crisis para tu bebé, lo es para ti, que de repente tienes a un bebé que se pelea con la teta, la coge, la suelta y no para de quejarse.

Añade a tu familia diciendote que porqué no le das ya un biberón, que el niño se queda con hambre, que tu leche es agua o que te has quedado sin leche y mil cosas más.

Con todo, superas la crisis pero no has conseguido que coja la teta izquierda.

Decidió que solo le gusta mamar de la derecha. Tú no sabes por qué, lo pones en la izquierda y se queja, lo dejas en la derecha y tan feliz.

¿Es la lactancia asimétrica un problema para la madre o para el bebé?

Te ves en el espejo y no te reconoces.

Porque tienes una teta mucho más grande que la otra, exageradamente más grande en algunos casos y aunque no suponga en absoluto ningún problema para la lactancia ni para el desarrollo de tu hijo ni para tu salud: te machacan y te machacas, claro.

En realidad no se trata de la lactancia, como en la mayoría de los casos.

Porque no es la lactancia, no es el autismo, no es (…) poned en los puntos suspensivos lo que queráis, es la falta de apoyo y de información fiable.

No pasa ABSOLUTAMENTE NADA por dar LACTANCIA ASIMÉTRICA.

NADA DE NADA.

Si no os lo creéis, aqui os dejo dos historias en las que una mujer que supera un cáncer de mama, se queda embarazada y alimenta a su bebé sólo con un pecho. Aqui y aqui.

No es un problema para el bebé, como tampoco lo es para la madre.

La lactancia materna no es un factor de riesgo para la ptosis del pecho. (Rinker et al, 2008)

La ptosis mamaria, o caída del pecho en la mujer, es una consecuencia natural de la pérdida progresiva de elasticidad de las fibras de la piel. No se trata, por tanto, de un problema médico sino, en su caso, estético.

Wikipedia

Ni siquiera aparece la lactancia materna como riesgo para la ptosis mamaria en las páginas de las clínicas de cirujía estética.

(Lo sé, vas a ir a buscarlo inmediatamente, espera un poco y más abajo tienes un enlace que te interesará)

En todo caso, los factores de riesgo son otros: envejecimiento, cambios de volumen durante el embarazo y menopausia, la gravedad, tabaquismo, etc.

¿Cual es el problema entonces?

El problema es que la sociedad transmite unos estándares de belleza a los que difícilmente podemos llegar el común de los mortales.

Fijaos en Beyoncé, da a luz a gemelos y justo seis meses después del parto está pasando hambre, sacándose leche y agotada de hacer ejercicio para recuperar la figura.

A ella le pagan ocho millones de dólares por su retorno, por volver a ser la misma que era antes del parto y eso tiene un alto precio que va más allá de lo que pueda cobrar o no por su regreso.

Nosotras no somos Beyoncé. Si quieres serlo y te sientes mejor así, pues adelante. Cuestión de prioridades. Si te preocupa mucho el tema estético, puedes consultar este post de Gema Cárcamo.

Yo no quiero ser Beyoncé. Si es también tu caso, no te agobies, tus pechos volverán a ser más o menos simétricos cuando llegue el destete.

Si te preocupa el tema estético, aunque no quieras ser Beyoncé, obviamente puedes intentar tomar cartas en el asunto en el mismo post que te decía antes. Pero hay una cosa que también tienes que tener en cuenta y es que tú no eres la misma y por tanto tu cuerpo tampoco va a volver a ser el mismo.

Tu cuerpo ha pasado por uno, dos o tres o los que sean de embarazos, habrás tenido o no otros tantos hijos. O no, porque como digo es el embarazo y no la lactancia la que causa el aumento de volumen que después es un factor de riesgo para el pecho caído.

Las abuelas, los abuelos, los suegros y las suegras y en general TODO EL MUNDO, incluido la vecina del quinto, deberían callarse su opinión sobre tu cuerpo. La maternidad es de dominio público y ya sería hora que empezáramos a cambiar las cosas.

Yo te animo a que te quieras tal y como eres, porque tu cuerpo es tuyo y es único y no hay otra madre igual para tus hijos. Eres única.

Referencias y Bibliografia

  • Brian Rinker, Melissa Veneracion, Catherine P. Walsh, The Effect of Breastfeeding on Breast Aesthetics, Aesthetic Surgery Journal, Volume 28, Issue 5, September 2008, Pages 534–537, https://doi.org/10.1016/j.asj.2008.07.004
  • Lactapp (19 de octubre de 2018): Mi testimonio con el cáncer y la lactancia. Recuperado de: https://blog.lactapp.es/testimonio-cancer-la-lactancia/
  • Lucio, C. (26 de septiembre de 2015) Un solo pecho para amamantar. El mundo. Recuperado de: https://www.elmundo.es/salud/2015/09/26/560535d522601dde018b458d.html

2 comments on “Lactancia asimétrica

  1. ah! ahora caigo en porqué las peras!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: