Derechos de la mujer

Guerra entre madres… otra vez

Que si la epidural desconecta, que si conecta, que si eres mala madre por ponertela, que si eres mala madre por no ponertela.

¿De verdad otra vez con lo mismo?

Si no sabéis de que va el tema podéis clicar aqui y leer los comentarios al susodicho tweet.

Las redes sociales y las descalificaciones

Las redes sociales son un hervidero de disgustos, ansiedades, conflictos no resueltos y además son muestra tanto de bajas como de altas autoestimas.

Sinceramente, escribo en mi blog y en mis redes sociales porque ME ENCANTA escribir.

Porque disfruto compartiendo mis experiencias, mis ideas, conocimientos y vivencias personales como asesora de lactancia y madre de dos, uno de ellos con autismo.

¡No espero que todo el muuundo esté de acuerdo conmigo ni que a todo el mundo le encante mi forma de escribir!

Tampoco busco la polémica, aunque la polémica siempre nos encuentra.

De hecho hay personas que me han bloqueado y aun no sé porqué.

Sus razones tendrán y sano es que lo hagan.

Bloqueo y punto.

Pero lo de ayer fue digno de enmarcar.

Acoso y derribo.

Ni siquiera escucharon el podcast, que no parece estar dentro del top de los más escuchados y mucho menos los que criticaban en redes pidieron primero una explicación.

Aqui la respuesta de la revista a la situación creada.

Y lo peor no fueron las descalificaciones e insultos, lo peor fue, de nuevo, la deriva entre malas y buenas madres.

A todas las madres: solas, acompañadas, primerizas, mútlipes, de teta, de biberón,… Todas madres, todas diferentes. Feliz dia de la madre. Feliz maternidad diversa.

Es que ya cansa este tema.

Las guerras entre madres solo se promueven desde posiciones interesadas y polarizadas.

Los «bandos» se crean de forma natural porque mira, somos humanos, aqui un ejemplo.

Pero tal vez podríamos no poner las vísceras encima de la mesa cada vez que discutimos.

La maternidad desde todos los puntos de vista

Supongo que a estas alturas ya sabéis que junto con Vanessa Trillo y Laia Pinilla hemos fundado LactaMater hace menos de un año.

Cuando empezamos teníamos grupos de apoyo a la lactancia, tal y como viene siendo habitual en las asociaciones de apoyo a la lactancia materna.

Pero nosotras no queríamos ser SOLO una asociación de apoyo a la lactancia, queríamos englobar a todas las familias desde un punto de vista inclusivo y de derechos.

Así que le cambiamos el nombre a los grupos de apoyo precisamente para terminar con la polarización entre madres de teta y biberón.

En LactaMater lo que hay son grupos de apoyo a la maternidad.

Somos asociación de apoyo, formación e información a familias y profesionales.

Da igual que tu bebe tome teta, biberón, duerma en cuna, contigo, que vaya en carrito o que lo lleves en fular.

¿Eres madre o padre? Pues bienvenido/a a LactaMater.

De hecho tenemos un proyecto que empezará en septiembre de grupo de apoyo a la paternidad.

El único límite son los derechos humanos.

Las opiniones particulares de las personas son las que son.

Pero a dia de hoy las asociaciones de maternidad, lactancia o crianza bastante trabajo tienen con su dia a dia como para ponerse a medir lo que hace o deja de hacer la vecina del quinto.

Dejemos el ego a un lado.

Dejemos de identificarnos con todas las opiniones y pensar que estan hablando de nosotros o nosotras. «Pues yo hice esto», «pues yo hice lo otro».

En realidad, al final, todo se basa en una cuestión de derechos y de respeto a la autonomía de las personas.

Y eso incluye que opinen diferente de ti.

En ningún momento del podcast de Marta Busquets se habla o se hace referencia a las madres que hacen esto o lo otro.

Se habla en general de la maternidad, la sexualidad y del paradigma médico existente.

Tal vez el problema sea que están dando su opinión sin esperar nada a cambio. Sin esperar la aprobación de nadie.

Lactivismo y derechos

Para terminar, un ejemplo claro de lo que ha sucedido con este tema.

Soy lactivista, es decir, reivindico el papel de la lactancia materna como forma de alimentar a los bebés. Con mis publicaciones intento romper mitos alrededor de la lactancia, especialmente, de la lactancia y el autismo.

Pero también soy asesora de lactancia y activista por los derechos humanos, entre ellos, el derecho de las personas a decidir sobre su cuerpo, su destino, su autonomia.

Eso significa que, tal y como hablamos en el grupo de apoyo el lunes, si una madre me dice que quiere compartir la lactancia con su marido y que él le de biberones por la noche, mi respuesta será la de informar y acompañar en su decisión.

Les diré que tal vez es mejor esperar a que el bebé tenga tres meses, por las posibles confusiones con la succión. Les explicaré que las teorias del apego sugieren que es mejor que sea la madre la que ofrezca el biberón. Les hablaré del método kassing.

Pero ellos dos serán los que tomen la decisión y harán lo que les dé la gana.

¿Mala madre? Pues no. Es una madre informada que decide individualmente junto con su pareja lo que quiere hacer.

Con todo, sigo defendiendo y pensando que lo mejor para todos los bebés es la lactancia materna.

Una cosa es la evidencia científica, las estadísticas y los estudios y otra nuestro día a día.

Los enfoques, los puntos de vista son una muestra más de la diversidad de la vida, de la riqueza humana. Si no te gusta, no lo escuches, no sigas leyendo. No vale la pena discutir de forma visceral en twitter o en la panaderia.

ESTUDIOS CIENTIFICOS. Un corto de Alex Rey

https://www.youtube.com/watch?reload=9&v=CMUTbam8w2M&feature=youtu.be

Dejemos de mirarnos el ombligo y ampliemos el horizonte.

3 comments on “Guerra entre madres… otra vez

  1. ¿Cómo va el mundo a solucionar ningún problema si todos nos empeñamos en hacer prevalecer como sea nuestras ideas?
    Así no se va a ninguna parte.
    Pero lo que no entiendo es cómo sucede con lo simple que es:
    «ESCUCHAR CON ATENCIÓN, PENSAR, COMPARTIR.» y en el momento que se sobrepasan las líneas de la corrección o la sensatez, cambiar y cortar.

    • Desde luego, así no se llega a nada. Además es que lees los comentarios y hay un momento en el que yo creo que ya no saben ni a quién le están contestando. Hablar así no sirve para nada, no enriquece, no se aprende, no se valoran las opiniones contrarias a la tuya. No le encuentro ningún sentido a enzarzarse en una discusión así.

  2. Ana Maria

    Me parece increíble todo lo que he leído, por el simple echo de haber informado y haber puesto sobre la mesa diferentes puntos y diferentes opiniones. Como tú bien dices, tener que ser libres para decidir, en muchas cosas, pero creo que sobre la maternidad, sexualidad y lactancia sobretodo. El mundo progreso y con ello los pensamientos y las maneras de hacer y no somos mejores o peores al decidir que camino tomar.
    Volver a leer lo que dice la biblia sobre estas cosas, me ha hecho pensar que aunque se ha mejorado y evolucionado mucho, hay personas que siguen con un poco de mentalidad antigua, pero la respetaré y ellos tendrían que respetar mis pensamientos, porque somos libres de tener los pensamientos que queramos.
    Siento mucho todo lo que os ha pasado, me encanta leeros y ver más puntos de vista, que normalmente coinciden con los míos, pero si no es así, no pasa nada, eso es respetar. Creo que en las redes sociales, el respeto se pierde, puede ser porque no nos vemos o no nos hablamos directamente, pero no se dan cuenta, que se ve su foto, que si miras su perfil ves sus datos, no es tan invisible, y lo que dices puede hacer daño.
    Espero que sigáis haciendo vuestro trabajo, porque es muy bueno, un abrazo muy fuerte.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: