• AUTISMO

    Autismo y vacaciones: crónica de una rutina anticipada…¿o no?

    Tres años hace ya que repetimos destino vacacional, porque nos gusta, claro, pero también porque aporta seguridad y tranquilidad al grandullón de la casa. Reconozco que me costó adaptarme. Yo soy…o era…de las que disfrutaba con la improvisación: ver monumentos, museos, uno diferente cada día, no parar y esas cosas. Y, en fin, llegó el peque y nos pilló en una etapa económicamente complicada. Así que de vacaciones nada, como mucho al pueblo de mi suegro. Mirándolo bien, casi que mejor…no sé como nos lo hubiéramos montado de vacaciones con el peque, tal y como llegó a estar en algunos momentos. El caso es que hace tres años nuestra suerte…