Autismo y vacaciones: crónica de una rutina anticipada…¿o no?

Tres años hace ya que repetimos destino vacacional, porque nos gusta, claro, pero también porque aporta seguridad y tranquilidad al grandullón de la casa. Reconozco que me costó adaptarme. Yo soy…o era…de las que disfrutaba con la improvisación: ver monumentos, museos, uno diferente cada día, no parar y esas cosas. Y, en fin, llegó elSigue leyendo «Autismo y vacaciones: crónica de una rutina anticipada…¿o no?»