• CRIANZA DIVERSA

    Mi tete tiene autismo: yo soy coche de carreras y él es tren de cercanías.

    Podría escribir kilómetros de papel hablando de cómo nos cambió la vida descubrir que #PeqeñoThor tenía autismo. Nuestro sistema familiar se movió y tembló de arriba a abajo. En otra entrada: Diagnóstico tardío: ser hermana de un niño con autismo, expliqué como nos cambió la perspectiva de la crianza con nuestra hija. Cómo, en una especie de péndulo, fuimos viajando de un extremo al otro, hasta encontrar nuestro equilibrio, que no sé si podría ser mejor, tal vez también podría ser peor, pero es nuestro, es nuestra familia. En este post, voy a contar de que manera explicamos en casa a nuestra hija y a nuestro hijo, las diferencias existentes…