El miedo, el sueño y el autismo.

Esta semana ha sido muy dura, tanto que prácticamente he dejado de hacer las cosas que me gustan para tener que centrarme en lo prioritario. Mi mayor ha heredado de su madre las dificultades respiratorias y además tiene autismo. Lo que todo junto puede ser un auténtico cóctel molotov. Esta semana he estado dos díasSigue leyendo “El miedo, el sueño y el autismo.”